El Despertar engrosa las cifras de la Feria del Libro de Madrid

Una vez terminada la Feria del Libro de Madrid toca hacer balance y sacar cifras a relucir. Lo más importante para nosotros es que, en nuestro cuarto año consecutivo de presencia en esta feria, hemos vuelto a comprobar que la Fantasía que escribimos gusta a lectores de diversos géneros y de un amplio espectro de edad, volviendo este hecho a revalidar lo que ya en alguna ocasión os habíamos comentado: que la fantasía no es solo para jóvenes/adolescentes y que este tipo de lectura no está reñido con los más diversos. Desde aquí queremos agradecer también a todos los que os acercasteis, algunos a conocernos y la mayoría a saludarnos, la tarde que estuvimos firmando, uno de los pocos momentos en los que el sol lució en la feria de este año.

Y es que, si algo ha caracterizado esta última edición de la muestra, ha sido el mal tiempo. Las tormentas primaverales, a veces ligeras y otras, verdaderos diluvios, han sido el pan nuestro de cada día. De las 17 jornadas de duración de la feria, apenas dos o tres se salvaron de las trombas de agua, motivo por el cual, pese al proclamado resurgir económico del momento, en este 2018 las ventas descendieron un 7%. Hace unos días el periódico El País publicaba un artículo con todos los números. Lo más destacable es que, pese a la bajada en la facturación, una cuarta parte de los asistentes afirmaron que era su primera vez en acudir programa de firmas en mano por el Paseo de Coches de El Retiro. Y de estos, casi el 30% eran menores de 25 años. Así pues, la semilla está plantada y agua para crecer desde luego no ha faltado. Confiemos en el futuro.

No obstante, muchas son las lagunas, este año nunca mejor dicho, que presentan estas cifras.  ¿Cómo las obtiene la organización? ¿Cómo controla las edades de los asistentes? Es cierto que hubo muchas actividades programadas (unas 400) a las que, fundamentalmente, asistieron colegios pero ¿cómo llevar el recuento de los visitantes anónimos que es sobre los que se sustenta la feria y que, según la organización este año superaros los dos millones? En fin, que la cosa pinta bien, a nosotros no nos fue mal y que todavía hay mucha leña que cortar en este bosque.

Lo dicho, gracias y ¡que la Fantasía os acompañe!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

En plena ola de calor, la máquina de El Despertar sigue viento en popa

Odiseas del formato electrónico: Amazon vs Casa del Libro