jueves, 5 de mayo de 2016

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

Antes de empezar con todos los eventos que nos esperan en mayo y junio a los que vamos a asistir, hemos decido hablar de nuestra exeditorial. La verdad es que hace tan solo 48 horas no íbamos a publicar esta entrada sino otra relacionada con el poco interés que suscita la fantasía entre los maestros de lengua y literatura de este país y, por tanto, los problemas que tenemos para que nos traten como nos merecemos como autores de tal género, pero después de la última de viveLibro (que nos tememos que más adelante traerá cola) hemos cambiado de opinión. No es un post agradable, ni de escribir ni de leer, pero callarnos sería peor, ya que llevamos mucho tiempo sin hablar, guardándonoslo dentro, y no es bueno para nosotros, ni para todos aquellos (autores noveles en busca de editorial incluidos) que se topen con esta entrada. Así que allá vamos.

ViveLibro es una de esas empresas que debería extinguirse, como los dinosaurios. Es una sanguijuela que no aporta nada a la cultura, ni a los autores que caen en sus redes. Son chapuceros, mentirosos, estafadores y unos jetas. Esta «editorial» no cumple lo que firma, engaña para sacarte más cuartos y ejerce la piratería sin ningún tipo de escrúpulos. Visto así, son solo palabras, pero os vamos a dar pruebas. Según nuestro contrato, y un posterior informe que solicitamos nosotros, nos tenían que realizar «una entrevista audiovisual en el plató de viveLibro. La misma, se realizará conforme se vaya acercando la Feria del Libro para potenciar la presencia de los autores en la misma. Dicha entrevista se incluirá dentro del blog de viveLibro». Este documento tiene fecha de 2015. De dicha entrevista nunca hemos tenido noticias, pero ellos la cobraron en el contrato, ya que en la campaña de comunicación que nos iban a realizar quedaba constancia de ella (teóricamente también se «iba a recordar periódicamente en redes nuestro libro» lo que luego nunca se hizo, como la entrevista en «ViveLibro TV»). También, en dicho contrato, quedaba claro que viveLibro solo podía comercializar El Despertar en España pero, durante todo el tiempo que estuvimos con ellos, estuvieron distribuyendo la novela empresas de América Latina sin nuestro permiso y cuando se lo advertíamos su táctica era la de hacerse los longuis y no respondernos. Es más, meses después de haber roto cualquier tipo de acuerdo comercial, dichas tiendas tenían nuestra novela a la venta. Hemos sido nosotros los que, a base de investigar, hemos logrado que lo quiten de sus stocks, la última, ayer mismo. Mentirosos, estafadores y piratas.

Detalle de cómo ViveLibro ha impreso las ilustraciones interiores de nuestra novela.
A la derecha lo impreso, a la izquierda el original.
También son chapuceros. Ellos se jactan de ser una editorial de autoedición, es decir, una imprenta con ínfulas de grandeza, pero tampoco son buenos impresores, sino pésimos. No saben hacer bien ni eso. En la foto que acompaña a la entrada, tenemos una muestra de la pérdida de color que ha sufrido nuestra portada en las ediciones sucesivas. Su solución era añadir 150€ más a cada impresión para que no perdiera color. Lo más curioso es que, en una reprografía buena, nuestra portada sale con un hermosísimo color y siendo ellos una imprenta «seria» la calidad es infinitamente peor. Estamos deseando coincidir con la gente que nos está comprando por CreateSpace y comparar, aunque las comparaciones siempre son odiosas. No solo nos quejamos del color de la portada (bastante bien ha quedado después de disminuirla de tamaño tras habérsela dado al tamaño correcto y estirarla para que entrase bien, como si fuéramos tontos y no supiéramos la ñapa que nos querían colar, adelgazando la imagen sin más), sino que la segunda edición tiene un defecto de imprenta en casi la mitad de los ejemplares que, como es su costumbre, tardamos más de 8 meses en que reconocieran y nos cambiaran dichos ejemplares por otros nuevos y con la calidad que se merecen nuestros compradores.

Podríamos seguir, ya que esto es solo la punta del iceberg, hay mucho más, pero no queremos aburriros, solo queremos terminar con una recomendación: si estáis pensando en autoeditar con ellos, no lo hagáis nunca; y si por desgracia ya lo estáis haciendo, os deseamos mucha suerte (la vais a necesitar) ya que a no ser que tengáis muchos contactos, seáis unos pelotas y les bailéis el agua o pertenezcáis a una organización nacional de algo, os la jugarán. Que la fuerza (la paciencia, la sabiduría, la entereza y la constancia) sea con vosotros.

7 comentarios:

  1. Muy valientes por publicar esto. Un olé, para que se lo piensen antes de volver a engañar a nadie usando las ilusiones de unos autores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es su negocio, el engaño. Lo volverán a hacer. Esperemos que cuando alguien busque información sobre ellos tope con esta entrada y se lo piense.
      Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. A mi me ha ocurrido lo mismo con mi método de bajo en mi caso el método ha consistido en que cuando te van a pagar los royalties venden la empresa y desaparecen y es la segunda vez y cuando me llegué de nuevo el turno de cobrar la venderán a una empresa china y adiós beneficios esa editorial italiana se llamaba carisch

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una asco como está el patio pero, como dice mi compañero, hemos hecho esta entrada para avisar a los futuros autores en busca de "editoriales" que les publiquen su trabajo: Cuidado, no es todo tan bonito como te lo pintan, ni mucho menos. La lástima es que hay muchas así, por lo que vemos.

      Eliminar
  3. Es muy fácil escribir así. No dudo que hayas tenido problemas, pero la cantidad de euros que detallas me da una idea que lo que te ha faltado es dialogo. Un error lo puede cometer cualquiera, pero por lógica a la empresa no le interesara nunca esta manera de operar.Por cierto felicidades por tu novela, si esta teniendo tanto éxito que las están distribuyendo por América.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdóneme caballero, pero su comentario me parece extrañamente parcial (incluso podría decir deliberamente a favor de la "editorial"). Como siempre hemos dicho, tenemos pruebas, documentos que demuestran TODO lo que decimos, que por supuesto no vamos a poner públicamente en Internet. No es ni una pataleta, ni un pronto. No somos unos críos que se enfadan cuando no les dan su cuota de protagonismo (argumentos esgrimidos ya por la pseudoeditorial citada). Somos gente adulta, con mucha experiencia profesional en otros sectores y que nos hemos enfrentado a problemas muchos más graves que estos, así que cuando tomamos esta decisión lo hicimos con todas las consecuencias y con las pruebas suficientes para demostrar los hechos ante un juez o ante quién sea.
      Le voy a poner un ejemplo, si usted va a trabajar a una empresa en España y luego le dicen que lo va a hacer en Inglaterra y no le pagan, ¿cómo lo definiría? Pues es lo mismo que si estos ladrones venden tu novela, sin tu permiso, en América y luego te dicen que ellos no la venden, no te pagan por las ventas (que se han quedado y no hemos visto un duro) y además te tratan de niñatos malcriados. No fue falta de dialogo, porque en un año y medio de contrato tuvimos más de 200 correos y, al menos, cuatro reuniones personales, donde se abordaron estos y otros temas. No hay dialogo si la otra parte no quiere ni verte.

      Eliminar
  4. Me esperaba estos comentarios, ya que esta semana ha salido una propaganda en una cadena autonómica de estos chapuceros. Normal cuando el jefe de su comunicación es colaborador de dicho programa y es uno de los peores profesionales de Madrid, pero debe de tener buen padrino (u otras cosas que no voy a poner aquí). Allí estuvieron mintiendo y haciéndose pasar por guays. Y los buenos profesionales en el paro… esto es España, ni me extraña.

    ResponderEliminar