Comienza el curso y El Despertar prosigue andadura

Imagen
Tras nuestro descanso vacacional, merecido por otra parte, volvemos a la carga con otra entrada más. Como no os vamos a contar qué hemos hecho en nuestras escapadas estivales, ya que no somos ni ese tipo de personas, ni este blog trata de viajes intensos a lugares exóticos (aunque estemos trabajando en los retiros a lugares fantásticos incluso cuando se impone el descanso), os narraremos lo que nos aconteció justo antes de agosto: nuestro fugaz paso por la Navacom, Convención de Rol y Fantasía de Navacerrada, aunque os advertimos que hay poco que contar.
La impresión general sobre la convención fue buena. Volvimos a reencontrarnos con viejos conocidos, algún que otro «ciclofan» que hacía años que no veíamos y disfrutamos de una jornada interesante y fresquita, lo que ya de por sí hubiera sido una alegría con el calor que hizo en julio en Madrid. Con respecto a nuestra participación en la Navacom fue todo lo bien que cabía esperar. En este punto es donde más hincapié vamos a hacer ya …

Con todos vosotros, la espada de Drakan. ¿Os la imagináis así?

©DavidFernandezCollado

Hemos tardado en escribir la primera entrada del año, lo sabemos, pero es que el virus de la gripe nos ha dado de lleno. Aún no restablecidos del todo, no nos hemos podido resistir a compartir con vosotros el boceto que nuestro amigo David Fernández Collado nos ha hecho de la espada de Drakan, a la que corresponden las imágenes que acompañan este texto. Los que os habéis leído el primer capítulo, ¿os la imagináis así?; los que aún no os habéis dejado hipnotizar por la magia de El Despertar, ¿no os pica un poco la curiosidad por saber algo más de ella, aunque solo sea por criticar? Su nombre es Erkentis. 

©DavidFernandezCollado
En cuanto al autor, deseamos que éste sea el comienzo de una colaboración fructífera gracias a la cual, en un futuro no muy lejano, podáis no solo leer sino ver el mundo en el que se mueven los Elegidos de la Torre Negra, mientras esperamos obtener noticias nuevas sobre nuestro futuro editorial. Podéis ver algo más de su trabajo en su blog.

Os dejamos con la descripción de la espada de Drakan: "[…] el arma reposaba a su lado, apoyada en la mesa. El pomo mostraba una cabeza de dragón en marfil blanco, con dos jades verdes engarzados en las cuencas de los ojos. La empuñadura era negra con adornos dorados y larga, de al menos una mano y media. La guarnición tenía forma de cruz y era de acero adornada con grabados de dragones dorados".




Comentarios

Entradas populares de este blog

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

En plena ola de calor, la máquina de El Despertar sigue viento en popa

Odiseas del formato electrónico: Amazon vs Casa del Libro