El Despertar reafirma presencia y éxitos feriales

Imagen
Ha sido nuestra tercera experiencia como autores con una mano delante y otra detrás que logran hacerse un hueco en las grandes ferias y no erramos si repetimos lo que dice el refrán, «a la tercera va la vencida». Así nos sentimos: orgullosos, felices, agradecidos y emocionados (como la gran Lina Morgan, que en paz descanse). Y es que nos corre por las venas un sentimiento festivo que no nos lo agria ni Donald Trump (que ni descansa en paz ni deja descansar). A lo que vamos, nos hemos sentido más comprendidos, queridos y arropados que nunca. Lo que, en definitiva, se ha reflejado en las ventas, que se han dado muy bien. Por todo ello, gracias a todos.

Gracias a los amigos que os habéis acercado a darnos ánimo y buena conversación. Gracias a los que habéis apostado por nosotros comprando nuestra novela ante tan buena y extensa competencia, sin conocernos de nada. Gracias a los que, aún conociéndonos, habéis decidido reafirmar vuestra apuesta por nosotros ahora en nuestra faceta de escr…

El Despertar - Lectores: La Lingüista

Reacción Nº3: La Lingüista

Perfil: Mujer con un fantástico dragón rojo de medio metro en su mesa de comedor. Lectora compulsiva (gracias a sus largos viajes en transporte público).

Tiempo de lectura: 9 días.

Reacción: ¡El segundo lo quiero para ayer! Me he quedado con ganas de más. No soy ninguna entendida, pero sé cuando un libro me gusta y El Despertar me ha enganchado. Me encanta Yfarur y Maika me parece una llorona. Pero echo de menos una cosa: idiomas, palabras en elfo, orco, la lengua de los dragones, etc.

Respuesta: La adicción de El Despertar se debe a las pequeñas dosis de estupefacientes virtuales que maliciosamente hemos insertado entre sus páginas… creo que se ha apoderado de nosotros Yfarur, curioso. Lo de los idiomas viene de lejos. Nos costó mucho aprender el sindarín y ahora estamos con el chiquitistaní (fistro pecador). Gracias Chuni A.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

En plena ola de calor, la máquina de El Despertar sigue viento en popa

Odiseas del formato electrónico: Amazon vs Casa del Libro