El Despertar reafirma presencia y éxitos feriales

Imagen
Ha sido nuestra tercera experiencia como autores con una mano delante y otra detrás que logran hacerse un hueco en las grandes ferias y no erramos si repetimos lo que dice el refrán, «a la tercera va la vencida». Así nos sentimos: orgullosos, felices, agradecidos y emocionados (como la gran Lina Morgan, que en paz descanse). Y es que nos corre por las venas un sentimiento festivo que no nos lo agria ni Donald Trump (que ni descansa en paz ni deja descansar). A lo que vamos, nos hemos sentido más comprendidos, queridos y arropados que nunca. Lo que, en definitiva, se ha reflejado en las ventas, que se han dado muy bien. Por todo ello, gracias a todos.

Gracias a los amigos que os habéis acercado a darnos ánimo y buena conversación. Gracias a los que habéis apostado por nosotros comprando nuestra novela ante tan buena y extensa competencia, sin conocernos de nada. Gracias a los que, aún conociéndonos, habéis decidido reafirmar vuestra apuesta por nosotros ahora en nuestra faceta de escr…

Primeros seguidores.

Nuestro primer seguidor (en aquellos tiempos el único) descubrió por casualidad aquella protoversión impresa en papel reciclado repleta de modificaciones y apuntes en los márgenes, y se sintió intrigado al ver que el volumen de la pila de folios iba en aumento conforme pasaban los días: “¿Estáis escribiendo una novela o qué?”. ¿Cómo? ¿Una novela? Eso son palabras mayores, algo demasiado grande. Pero, poco a poco se anda el camino y, digamos que, llevamos entrenando un año para ello, así que… al menos estamos en forma para afrontar el reto y el vértigo que nos da la palabra de marras.

En cuanto a nuestro fan número uno, en parte fue el culpable de que lleváramos a término el relato ya que él iba leyendo conforme acabábamos la revisión de cada capítulo y lo volvíamos a imprimir. Siempre pedía más. Acababa mucho antes de que a nosotros nos diera tiempo a tener lista la siguiente entrega y nos urgía a terminarla, lo cual tenía el efecto de motivarnos, para seguir dándole material, e incentivarnos, porque realmente se metió en la historia, totalmente ajena a sus gustos personales. Claro está que no todos le convencieron y que tuvimos en cuenta sus consejos, la mayoría delas veces. Por todo, muchas gracias, Sr. E.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

En plena ola de calor, la máquina de El Despertar sigue viento en popa

Odiseas del formato electrónico: Amazon vs Casa del Libro