Comienza el curso y El Despertar prosigue andadura

Imagen
Tras nuestro descanso vacacional, merecido por otra parte, volvemos a la carga con otra entrada más. Como no os vamos a contar qué hemos hecho en nuestras escapadas estivales, ya que no somos ni ese tipo de personas, ni este blog trata de viajes intensos a lugares exóticos (aunque estemos trabajando en los retiros a lugares fantásticos incluso cuando se impone el descanso), os narraremos lo que nos aconteció justo antes de agosto: nuestro fugaz paso por la Navacom, Convención de Rol y Fantasía de Navacerrada, aunque os advertimos que hay poco que contar.
La impresión general sobre la convención fue buena. Volvimos a reencontrarnos con viejos conocidos, algún que otro «ciclofan» que hacía años que no veíamos y disfrutamos de una jornada interesante y fresquita, lo que ya de por sí hubiera sido una alegría con el calor que hizo en julio en Madrid. Con respecto a nuestra participación en la Navacom fue todo lo bien que cabía esperar. En este punto es donde más hincapié vamos a hacer ya …

El Despertar forma parte del Ciclo de la Torre Negra, ¿qué es este ciclo y cómo está conformado?

Como ya hemos comentado, la novela surgió de improviso, así que al principio ni siquiera estaba concebida para catalogarse como tal. Una vez que fue tomando cuerpo, nos dimos cuenta de que el final que teníamos requería, al menos, otra parte. No solo eso, si no que cuanto más profundizábamos en la historia más extensión demandaba. Como autores noveles no nos pareció coherente que nuestra opera prima se nos fuera a mil quinientas páginas. En fin, con esta perspectiva, nació Ciclo de la Torre Negra en lo que creemos que es toda una declaración de intenciones. Queremos decirle al posible lector: Si os gusta nuestra historia, no te preocupes, tenemos más.


Con respecto al significado en sí del título, la Torre Negra es el verdadero nexo de unión del trío de personajes principales. En este punto cabe puntualizar (y es algo que nos pregunta mucha gente) que nos referimos a una pequeña torre de ajedrez con una forma curiosa, un colgante que los identifica. No debemos confundir con Barad Dûr de ‘El Señor de los Anillos’, cuyo significado es el de torre oscura en sindarin y que es una construcción militar; ni con la serie ‘Torre Oscura’ de Stephen King, inspirada en el poema ‘Childe Roland to the Dark Tower Came’, de Robert Browning.

Por último, El Despertar es una parte del Ciclo de la Torre Negra. No es ni el principio ni el final, ni el final del principio, ni el principio del final, es solo una fracción de la historia. ¿Por qué empezar aquí y no por el comienzo? Bueno, porque siempre nos gustó este inicio. Lo sentíamos así y nos gusta complicarnos la vida. Además, si nuestras referencias literarias y gustos cinematográficos pasan por Tolkien, George Lucas y Tarantino, no es extraño que nos inspiremos en ellos, salvando las distancias.

Comentarios

  1. Como algunos sabréis, Tolkien empezó su obra narrativa con ‘El Hobbit’ y no es el comienzo de su obra, más bien el inicio de una de las historias que engloba su mundo que luego culminaría con ‘El Señor de los Anillos’. Curiosamente, su primera novela, no es el inicio de la historia del Anillo Único, si no una de sus partes. La creación del anillo se remonta a la Segunda Edad y los textos que han sido llevados a la gran pantalla se encuadran a finales de la Tercera Edad. Está claro que nosotros no somos Tolkien y no aspiramos a serlo, aunque las influencias están ahí, no podemos evitarlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Editorial ViveLibro: un lobo con piel de cordero

En plena ola de calor, la máquina de El Despertar sigue viento en popa

Odiseas del formato electrónico: Amazon vs Casa del Libro